MÁRQUEZ, ILUSIONADO CON LA PRIMERA CARRERA EN CASA

El Mundial de MotoGP vuelve a Europa después de las primeras tres carreras fuera del viejo continente, habiendo conseguido la victoria en Austin y determinado a continuar con el buen trabajo para mantenerse en la lucha delantera.

El lunes había un test de Michelin en Le Mans (Francia), pero la lluvia que cayó la noche anterior sobre el trazado y el frío de la mañana siguiente hicieron que las condiciones no fueran buenas para realizar el entrenamiento. Una vuelta de Marc Márquez al circuito en coche confirmó que no valía la pena gastar uno de los cinco días de test que tiene el equipo a lo largo del año, y se decidió no correr.

Marc Márquez voló de Francia a Andalucía para llegar a Jerez, dónde se celebrará la cuarta prueba del Mundial. En este circuito, Márquez ha subido al podio en las cuatro participaciones en la máxima categoría, logrando la victoria en 2014, y también ha logrado 3 pole positions. Como en todos los grandes premios de casa, Márquez contará con el calor de su fanclub desde la grada.

Marc Márquez: «Estoy contento de que después de tres carreras tan lejos, la siguiente cita sea de nuevo en España, porque correr en casa, delante de mi club de fans, siempre es especial. Evidentemente, nuestra victoria en Austin nos dio a todo el equipo más confianza y motivación para seguir trabajando duro e intentar entender cómo mejorar todavía más la configuración de nuestra moto, aunque el de Jerez es uno de los circuitos más complicados en ese aspecto. Es un circuito de la vieja escuela: muy corto, estrecho, con fuertes aceleraciones y frenadas. Necesitas que la moto gire bien, pero que además tenga mucha estabilidad frenando, porque es ahí donde puedes hacer buenos tiempos. Es un circuito en el que nuestros rivales siempre van rápido, pero creo que podremos hacerlo bien si trabajamos en la dirección correcta desde el viernes por la mañana».

Volver a noticias
Volver a noticias