MARC MÁRQUEZ VISITA UNA ESCUELA EN BRASIL DE LA MANO DE UNICEF

Durante la visita con UNICEF a esta escuela, Marc se ha convertido en un niño más y ha compartido con ellos bailes, ejercicios de entrenamiento, risas, miedos y sueños. Como los de Jennifer, que con 10 años sueña con ser cantante y dice con contundencia: “mi vida sin la escuela no sería vida”; o Kauã, que con 10 años se sorprendió al saber que Marc tiene la misma edad que su madre, 25 años. Él sueña con ser deportista como Marc Márquez, pero como buen brasileño prefiere ser futbolista.

La mayoría de los niños de esta escuela viven en favelas cercanas. Sus casas son precarias y se enfrentan a situaciones de violencia, criminalidad, tráfico de drogas… Esa es la realidad que cargan cada mañana en sus mochilas y a esa realidad se debe de adaptar la escuela. Parece que el problema de alguno de estos niños puede ser las matemáticas, pero lo que hay detrás son problemas mucho más complejos.

Como bien decía Joul a los niños, Marc Márquez ya forma parte de nuestra historia y nosotros de la historia de Marc. Está en la mano de cada uno de nosotros conseguir que en la historia de cada uno de los niños haya un futuro lleno de oportunidades.

Volver a noticias